sábado, 3 de noviembre de 2007

Charles Bukowski (El pájaro azul)

Siempre se le ha conocido y asociado al viejo Hank con lo desmedido y con el nihilismo con que llevo su vida, con el alcoholismo y sus excesos, con el lado turbulento con el que narraba historias en "Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones" o "Escritos de un viejo indecente", pero muy poco se dice y muy poco se dio a conocer sobre ese lado sensible que llevaba, y trataba de esconder o de aniquilar en algunas noches entre botellas de licor y cigarros, a ese pájaro azul que habitaba dentro de él (...hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir, pero yo le echo whisky encima y me trago el humo de los cigarrillos... hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir, pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir a veces por la noche cuando todo el mundo duerme...) pero cierto es que ese lado sensible fue la manera mas bella con la que pudo expresar y plasmar de manera sencilla y corta el espiritu noble y descarnado que llevo siempre en él. No me considero un lector de Charles Bukowski, y creo que no pretendo serlo, pero aun recuerdo que la vez cuando termine de leer el poema que sigue, hace ya un tiempo, fue en verdad un momento especial, quizas como Bukowski, nunca me habia dado cuenta de esa belleza que pueden tener ciertas cosas en su simplicidad...


Conoc
í a un Genio

Hoy
conocí a un genio en el tren
como de 6 años de edad
se sentó a mi lado
y mientras el tren
avanzaba a lo largo de la costa
llegamos hasta el océano
entonces él me miró
y dijo,
No es hermoso ?

fue la primera vez que me percaté de ello...


1 comentario:

kellv dijo...

Que buen Poema, creo que es maravilloso.
Grandes Aportes sigue adelante con el blog.