miércoles, 7 de noviembre de 2018

Heart-shaped Box - Tom Waits [ W. Burroughs]


Instantes Eternos
La vida, a veces, nos regala pequeños "cortos," pequeños momentos magicos que quisieramos durasen eternamente. Una prolongación eterna de esa efímera sensación llamada: felicidad.


    "...And they hadn't see the magic."



lunes, 5 de noviembre de 2018

Bluebird - Charles Bukowski


I’ll tell you all my secrets
                   ...but I lie about my past




Solo lo dejo salir, a veces, por las noches,
Cuando todos duermen.

miércoles, 31 de octubre de 2018

El viaje - Javier Heraud - 1961 [extracto]


"...Hoy me gusta la vida mucho menos, pero siempre me gusta vivir"


"Yo no me río de la muerte.
Pero a veces tengo sed
y pido un poco de vida,
a veces tengo sed y pregunto
diariamente, y como siempre
sucede que no hallo respuestas
sino una carcajada profunda
y negra.

Claro está, la muerte no
me ha visitado todavía,
y Uds. preguntarán: ¿qué
conoces? No conozco nada.

Yo estaré esperando de pie
o tal vez desayunando.
La miraré blandamente
(no se vaya a asustar)
y como jamás he reído
de su túnica, la acompañaré,
solitario y solitario."



Sonrío en paz, abro la boca, hago chocar los dientes y muerdo suavemente la noche. Todo es inútil y hay que tener por lo menos el valor de no usar pretextos.
[J.C.O]

viernes, 12 de octubre de 2018

La atracción a la profundidad - Patrick Suskind


Las aguas poco profundas solo engañan si están un poco turbias



Hace casi 10 años, escribía  en este blog sobre este autor bávaro, conocido más que todo por su obra internacional: El perfume. Mencioné en ese post, recuerdo, que algún día me daria el tiempo para compartir el cuento con el cual abre su libro: Un combate y otros cuentos, de 1996. Pues bien, más vale tarde que nunca, reza un viejo y sabio 'adágio' popular. Les dejo aquí, el cuento con el que conocí y fui capturado, por aquel entonces, este antiheroe existencial que juguetea -en lo  más profundo- con la ironía y el suicidio.


LA ATRACCIÓN A LA PROFUNDIDAD

"A una joven de Stuttgart que hacía bellos dibujos le dijo un crítico, sin mala intención y llevado del deseo de estimularla, con motivo de su primera exposición: «Su trabajo denota talento y expresividad, pero adolece de falta de profundidad.»
La joven se quedó sin saber qué quería decir aquel hombre y pronto olvidó la observación. Pero dos días después apareció en el periódico una reseña del crítico en la que se leía: «La joven artista posee mucho talento y sus obras, a primera vista, causan una grata impresión; pero, por desgracia, denotan poca profundidad.»
Esto hizo que la joven empezara a cavilar. Miró sus dibujos y buscó en viejas carpetas. Examinó los trabajos terminados y los que tenía en curso. Al fin, cerró los tarros de las pinturas, limpió los pinceles y se fue a pasear.
Aquella noche estaba invitada a una fiesta. Los asistentes parecían haber aprendido de memoria la dichosa crítica y todos alababan el talento que reflejaban sus dibujos y la grata impresión que causaban ya a la primera ojeada. Pero, aguzando el oído, del murmullo de fondo y de boca de los que estaban de espaldas, la joven oía: «Le falta profundidad. Eso. Mala no es, pero no tiene profundidad
Durante toda la semana, la joven no dibujó. Estuvo encerrada en su casa, sin hablar con nadie. No tenía en la cabeza más que un solo pensamiento, que apresaba y engullía todos los demás, cual pulpo de la profundidad marina: «¿Por qué no tengo profundidad?»
A la semana siguiente, la joven trató de dibujar, pero no pasó de unos apuntes torpes. A veces, no conseguía trazar ni una línea. Un día, la mano le temblaba de tal manera que no acertaba a meter el pincel en el tarro. Entonces se echó a llorar y exclamó: «¡Es verdad, sí, me falta profundidad!»
A la tercera semana, se dedicó a mirar libros de arte, a estudiar la obra de otros dibujantes y a visitar galerías y museos. Leía tratados de arte y hasta entró en una librería y pidió al librero el libro más profundo que tuviera. El hombre le dio un tomo de un tal Wittgenstein, del que ella no sacó nada en limpio.
Con motivo de una exposición que se celebraba en el Museo Municipal bajo el lema «Quinientos años de dibujo europeo», la joven se inscribió en un seminario dirigido por su mentor en arte. Mientras contemplaban una lámina de Leonardo da Vinci, de pronto, ella se adelantó y preguntó: «Disculpe, ¿podría decirme si este dibujo tiene profundidad?» Él, con una amplia sonrisa, respondió: «Señorita, si quiere tomarme el pelo, tiene usted que ser más lista.» Toda la clase se rió, pero ella lloró amargamente al llegar a su casa.
La joven estaba cada vez más rara. Casi no salía de su estudio y, sin embargo, no era capaz de trabajar. Tomaba píldoras para no dormir, y no sabía para qué permanecer despierta. Cuando la vencía el cansancio, se dormía en la silla: no quería ir a la cama, por miedo a la profundidad del sueño. Empezó a beber. Dejaba la luz encendida toda la noche. Ya no dibujaba. Cuando un marchante de Berlín la llamó por teléfono para pedirle láminas, ella le gritó: «¡Déjeme en paz! ¡No tengo profundidad!» A veces, moldeaba plastilina, pero no hacía figuras concretas; sólo hundía los dedos en la masa o, a lo sumo, hacía bolitas. Empezó a descuidar el aseo personal y la limpieza de la casa.
Sus amigos estaban preocupados. Decían: «Esto es grave, es una crisis. Puede ser personal, artística o económica. En el primer caso, nada puede hacerse; en el segundo, tiene que superarla por sí misma; en el tercero, podríamos organizar una colecta, pero sería violento para ella.» De modo que se limitaban a invitarla a comer o a reuniones. Ella siempre rehusaba, diciendo que tenía que trabajar. Pero no trabajaba, y se quedaba en su cuarto, con la mirada extraviada, amasando plastilina.
Un día, aburrida de sí misma, aceptó una invitación. Un joven la encontró atractiva y quería acompañarla a su casa y acostarse con ella. Ella le dijo que no tenía inconveniente, porque el chico le gustaba, pero que debía prevenirle de que carecía de profundidad. Al oír esto, el joven desistió.
La muchacha, que tan bellos dibujos había hecho, se hundía. No salía a la calle ni recibía a sus amistades. De no moverse, engordó y, del alcohol y las píldoras, envejeció prematuramente. En su casa anidaba la mugre y su persona olía a rancio.
Heredó treinta mil marcos, de los que vivió tres años. Durante este tiempo hizo un viaje a Nápoles, no se sabe con qué motivo. Si alguien le preguntaba, recibía por respuesta un balbuceo incomprensible.
Cuando se acabó el dinero, ella rompió todos sus dibujos, subió a la torre de la televisión y saltó desde una altura de 139 metros. Aquel día soplaba un viento muy fuerte, por lo que su cuerpo no se estrelló en el asfalto al pie de la torre sino que fue transportado por encima de un campo de avena hasta el bosque y cayó entre los abetos. De todos modos, murió en el acto.
La prensa sensacionalista acogió el caso con agradecimiento. El suicidio en sí, la interesante carrera, el hecho de que la artista hubiera sido considerada una joven promesa, bonita por añadidura, eran factores de gran valor periodístico. El estado de la casa era tan catastrófico que dio tema para pintorescas fotografías: miles de botellas vacías por todas partes, destrucción, láminas desgarradas, trozos de plastilina pegados a las paredes, ¡y hasta excrementos en los rincones! Las redacciones se arriesgaron a sacar incluso un segundo editorial y un reportaje en tercera página.


En la sección de Cultura, el crítico mencionado al principio escribió un artículo en el que se lamentaba del triste final de la joven. «Una y otra vez —escribía—, es para nosotros, los que quedamos, causa de honda aflicción ver cómo una persona joven y con talento no encuentra la fuerza necesaria para afianzarse en la escena cultural. Porque para ello hace falta algo más que el patrocinio del Estado y el mecenazgo privado; lo esencial es, en el ámbito personal, la dedicación absoluta y, en el entorno artístico, una actitud estimulante y receptiva. Pero se diría que en esta personalidad ya desde el principio apuntaba el germen de este trágico final. Porque, ¿acaso no se observa ya en sus primeros trabajos, pese a su aparente ingenuidad, ese desgarro estremecedor que se traduce en una esforzada disciplina cromática con la que expresa su mensaje? ¿No se adivina ya la espiral centrípeta y lacerante de una rebelión de la criatura contra su propio yo, visceral y manifiestamente destructivo? ¿No se percibe esa fatídica y hasta diría inexorable atracción de la profundidad
Patrick Süskind

domingo, 30 de septiembre de 2018

What keeps mankind alive? - Burroughs/Brecht/Weil/Svankmajer


Entre Caníbales
  [come de mí, come de mi carne]


¿Qué mantiene viva a la humanidad...?
-se pregunta Burroughs, parafraseando algo escrito por Brecht y musicalizado por Weil-
Y, se responde:
Mankind can keep alive thanks to its brilliance in keeping its humanity repressed and for once you must try not to shrink the facts:

Mankind is kept alive by bestial acts.



[Meat Love - Jan Svankmajer - 1989]

Something was Wrong - Element of Crime [Düsseldorf/1990]


-Algo sigue estando Mal-

El mensaje entre líneas.
"The third man."
        From Berlin: Element of Crime:




Era primavera, sin ti
   Nada podria estar ya peor
       Era la primavera, estaba yo solo

Y, la canción que habia estado silbando...

                            Era una canción de amor
                                       una canción de amor
                                                              ...de amor




        

sábado, 23 de junio de 2018

Cine Glory [1932] - Cinema Novo


My Favourite Buildings are all Falling Down

Hermoso cine que existió entre la Av Bolivia y el Jr. Huaraz. De las arquitecturas más bonitas y atípicas, que recuerde, ha tenido el distrito de Breña. Adornada de querubines a sus costados, en lo alto y en sus cornisas.

Siempre tuve la intención de meterme por su descuidada y deteriorada reja frontal y conocerlo por dentro. Alguna vez tmb pensé en juntar dinero y alquilarlo (o comprarlo en el mejor de mis casos) y pasar ahí películas (el finado cine Patty estuvo en los planes también) la económia de la época, la edad y un espantoso colegio que se erigió años después en esa esquina... se llevaron ese sueño.






My favourite buildings are all falling down
Seems like I dwell in a different town
But why should I bother with painting them brown
When they'll all be pulled down in the end?

[Robyn Hitchcock]


martes, 21 de noviembre de 2017

Ich schlafe fest... fütter mein Ego - Einstuzende Neubauten


es Ist nichts... es Ist



A finales 2004, en noviembre para ser exactos, 13 años atras, se realiza y graba este concierto. Que se vería plasmado y registrado en el 2006 en el DVD "Palast der Republik". 

Con el Perpetuum Mobile [2004] recién salido del horno, la banda en plena forma y en una de sus mejores etapas creativas (habían sacado años antes el sublime Silence is sexy [2000], que le da paso a una renovada 'imagen' a su peculiar y original propuesta musical de siempre) y ya sin el loco FM Einheit en sus filas, tocan en este mitico escenario, edificio que sirvió y albergó al parlamento de la RDA (Volkskammer o Camara del Pueblo) en su 'mejores' épocas, quizá por eso elegir este lugar y tambien elegirlo antes que fuera demolido [como el nombre de la banda, un edificio relativamente nuevo que se vendría abajo]. 

Planchas metálicas, tuberías, maquinaria industrial varias y llantas dan una patada a los sentidos [Perpetuum Mobile, canción que da título al álbum da muestra de ello - 21'40" del video] 

Los Neubauten son de los poquísimos ejemplos que logran hacer de los 'ruidos' junto a los instrumentos convencionales: música.  O dicho de otra forma, donde el ruido [y el silencio] es música.

sábado, 10 de junio de 2017

De los Viñedos de la Eternidad - Jose Maria Vargas Vila

Escritor maldito, vetado en su época y en muchos paises, este libro estaba en la biblioteca de la casa y con él crecí... aquí dejo pues, algunas de sus más sensibles citas que se pueden encontrar en éste bello y profundo tomo, que desemascara sin estilo determinado, la tragedia del 'humano, muy humano' [y sus pasiones].


  Somos Flor de Fango

*'Nadie podrá medir jamás, la heroicidad del trabajo íntimo que ciertos seres hemos cumplido para humanizarnos;
y, cuando ya lo hemos logrado, a medias, espantados de la promiscuidad, no nos queda otro camino que refugiarnos violentamente en la Soledad...
¡ay! ¡de donde no debimos salir jamás!'

*La Gloria de un solitario, es presidir él mismo los funerales de su corazón.



*No teniendo ya en la Vida sino mi Dolor, temería que se me arrancara lo único que tengo en la Vida... ¿qué haría yo, sin mi Dolor ?.

*Las más bellas tragedias de nuestra Vida, son aquellas que no osamos escribir... ese pudor, revela toda la intensidad de nuestro drama interior; que es como todas las grandes cosas: inexpresable.


*La Emoción, es una embriaguez, que os obliga a traicionarnos; cuidad de no dejaros embriagar por ella, sino cuando estéis dispuestos a ser sinceros, es decir, a hacer traición a nuestra ventura.


*Amar, es estar lleno de otra alma, después de haber perdido la nuestra...



*La experiencia es un río, que se abre cauce en nuestro corazón, y, lo riega sin fecundarlo... nos dice todo, y, no nos enseña nada...



*¿Qué quiero? ¿qué pido?


dinero, poco dinero, y Olvido, mucho Olvido...


*Escuchar llorar alguien cerca de nosotros; ¿no es escuchar llorar el mundo sobre nuestro corazón ? ¿qué llora esa mujer? ha perdido su madre...

yo, también he perdido la mía y continúo en vivir... nadie se conmovió ante el cortejo trágico de mis lágrimas...
se tiene derecho a olvidar las lágrimas de los otros, cuando se ha olvidado tan largo tiempo las de nuestro corazón.

*El verdadero Amor, no duerme nunca, y, si llega a dormirse, es con aquel sueño del cual no se despierta...


*El Olvido no odia, el Olvido no ama; simplemente el Olvido, no recuerda... de todas las pasiones no ha perdido sino la Memoria...


eso le basta para triunfar.

*Hay dos cosas a las cuales, no es posible abrir ni cerrar la puerta: al Amor, y, a la Muerte; ambas llegan a la hora precisa, y, se apoderan de nosotros, sin que nadie ni nada pueda librarnos de su imperio.


*Las más grandes virtudes no son en el fondo sino vicios abortados.


*Yo, he debido mi Independencia, a no haber tenido nunca Vanidad;

la vanidad, necesita siempre de los otros, y es su esclava;
yo, no tuve sino Orgullo;

el Orgullo, vive de sí mismo.

*La Vida, no da nada al Arte: es el Arte quien puede dar un encanto a la Vida.


El objeto del Arte, no es la Verdad;

el objeto del Arte, es la belleza;

La Verdad, no siempre es bella; la Belleza, es siempre verdadera.

*George Washington, se halagaba de no haber dicho nunca una mentira; y, es sobre esa mentira, que los americanos han establecido el culto de Washington.


*Compadeced a un Hombre, en el cual el Sentido Común, se desarrolla enormemente; en ese Hombre todo talento ha muerto.


*¿De dónde nos viene esta facultad de enrojecer ante los pecados de los otros, y, permanecer indiferentes ante nuestros propios pecados? las grandes desolaciones, nos vienen siempre del alma de los otros;

en la Soledad

*Se me cree desgraciado porque no río, porque no me disperso en manifestaciones de una 
alegría ruidosa y comunicativa... mi ventura, está toda en un mundo moral,
lleno de Silencios, en mi inconmensurable aislamiento: solo... como una estrella...

*El Misogenismo de Weininger y de Strindberg, es el odio de la Mujer, lo cual se parece mucho al Amor;

el verdadero misogenismo es el desprecio de la mujer;
darles constantemente nuestro cuerpo; y negarles eternamente nuestra alma; no dejarlas entrar en nosotros mismos.

*Bendita sea mi Vida, que me permite mirar a mi Pasado con amor, sin que nada haya en él, que pueda enrojecerme...

el rostro de mi madre como un sol de Virtud, llena ese horizonte...
yo, conozco seres que miran con temor hacia su cuna...
yo, miro con orgullo hacia ella. ¡bendita sea mi Madre!

¡bendita sea!

*Las mujeres, no aman sino aquellos hombres a quienes creen que pueden destruir; 


los hombres superiores les son violentamente odiosos.

*Es en vano que he tratado muchas veces crearme un hogar, y, lo he formado; mi carácter lo rompe, y, a poco tiempo me e
ncuentro sentado sobre sus escombros...

así he sembrado mi camino de ruinas.

*Se está siempre adherido a la Vida por

algo que es el Amor;
eso nos impide llegar al absoluto desenvolvimiento de nuestro Yo;

sin el Amor el Hombre sería igual a dios; Sicut deus.

*Nadie pensará en mí... porque nadie fué desgraciado a causa mía.





viernes, 9 de junio de 2017

Tom Waits - Perro Bajo la Lluvia



  Cantautor de Sombras

Inicios de los 80 Tom Waits, el cantautor de la voz aguardentosa, inicia su etapa 'experimental' en lo que a musica se refiere. Saca en el '83 el inquietante, llamativo, ecléctico: Swordfishtrombones, que dejaba atrás todo lo hecho por el músico en la década pasada. En el '85 estilizaria esta línea con un no muy logrado: Rain Dog.

Bebedor de músicos como Kurt Weill, Ray Charles, Louis Armstrong, Rolling Stones (los del 'Exile on main street'] y tmb de los Captain Beefheart  (grupo que particularmente no me convence del todo) entremezcla todas esas influencias/corrientes para dar paso a su inquietud de hacer cosas nuevas en la década de los 80. A la par con su época 70, más feeling quizá, que está entre el jazz y el blues, esta nueva etapa es igual o más que interesante. Músico que ha tenido más pegada en audiencias europeas que estadounidenses. 

Aquí dejo una de las pocas tomas en vivo que se puede encontrar en la red, con una de sus mejores formaciones que, a mi parecer, ha tenido (Marc Ribot en la guitarra, como muestra) y con el esplendor, la espontaneidad y las ganas encima.